Mi ciudad


«Y corría realmente y con energía cada vez mayor huyendo hacia el centro de la ciudad y pensaba mientras corría que aquella ciudad por la que corría, por espantosa que la encuentre siempre, que la haya encontrado siempre, es para mí, sin embargo, la mejor de las ciudades, esa Murcia odiada, siempre odiada por mí, era otra vez de repente para mí querida, mi querida Murcia, y que aquellas gentes que siempre he odiado y que odio y que siempre odiaré son, sin embargo, las mejores gentes, que las odio, pero son conmovedoras, que odio a Murcia y, sin embargo, es conmovedora, que maldigo a esas gentes y, sin embargo, tengo que quererlas, y que odio a esa Murcia, y sin embargo, tengo que quererla, y pensaba, mientras corría ya por el centro de la ciudad, que esa ciudad, es sin embargo, mi ciudad, y siempre será mi ciudad, y que esas gentes son mis gentes y siempre serán mis gentes.»

Thomas Bernhard, 'Tala' (sustituyendo 'Viena' por 'Murcia').

[Foto: Diario AS. Real Murcia-Cartagena, temporada 71/72]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada