Equipo



La familia y Angélica Liddell son dos conceptos que no concuerdan, ¿o sí?
No creo en ningún tipo de familia, ni de comunidad, ni colectivo. Creo en los equipos.
¿Pero no es más o menos lo mismo?
No tiene nada que ver. La compenetración no es el amor obligatorio. El equipo no funciona así. Se generan relaciones humanas llenas de mezquindad, odio o bondad. Pero no es una familia, son otros vínculos; cuanto menos crees, mejor. Cuando los he creado, me he llevado una hostia, no quiero más vínculos, por eso confío en los equipos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada